El trabajo de un escritor es el más solitario

img_4865

¿Quién en su sano juicio, leería un libro sin ilustraciones? Los más atrevidos se sumergen en las miles de palabras de algunos libros, pero lo más locos, aquellos desprovistos de cura, eligen libros dotados de poesía y prosa profundísima.

Cuando era un niño, pedía los cuentos con colores e imágenes brillantes para entretener mi curioso espíritu infantil, pero unos años más tarde, y para mi sorpresa, me encaminaría a tan onerosa profesión, carente de fanáticos ruidosos y reconocimientos aún menos ruidosos. Es una vocación difícil, sin duda, pues rara vez nuestros borradores llaman la atención, y mucho menos las notas al píe de página, fácilmente ignoradas. Si fuésemos, quizás, algún fotógrafo, las personas nos dirían- ¡Muéstranos tus fotografías!-. O tal vez- ¡Hazme un retrato!-. Pero, en cambio, escribimos sin la necesidad de ser descubiertos, nos mantenemos ocultos aun teniendo una perspicacia inigualable. ¿Quién ha pedido un cuento de sí mismo?

 Pocos conocen la magia entre las cuatro paredes dónde presenciamos el arte del relato, y nuestras mentes atrapan las ensoñaciones para convertirlas en trazos letrados, atestados de descripciones, nombres, conflictos, héroes y villanos, prólogos y epílogos. Somos eso: palabras, extrañamente difíciles de recordar, pero siempre cerca del corazón.

¡Somos extraños, o peor, complejos! Somos una incógnita hasta para nosotros mismos.

La dicha de serlo me reconforta y no tengo explicación dialéctica para esto, soy un grano de arena entre tantos, pero con una cualidad sobrenatural esperando pacientemente. Y ahí vamos, furtivos y taciturnos, hasta el momento de afilar nuestra pluma con la verdad; materializamos la soledad y un sinfín de tristezas; las vaciamos con cuidado en papel para después echarlas a andar libres, esperanzadas a ser leídas, y si corren con suerte…marcadas en el lugar más recóndito: el alma.

NGO.

Anuncios

2 comentarios sobre “El trabajo de un escritor es el más solitario

  1. El caminar de palabras ordenadas que crean un sentir y hacen escudriñar en tu mente ese recuerdo, sueño, deseo, con paso a una emoción que nos da la certeza de estar vivo, esa es la magia de tú virtud.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s